Los dueños de nuestra cultura.

Bill Gates multimillonario conocido mundialmente por desarrollar el sistema operativo Windows, es además fundador de Corbis, una empresa que se dedica a comprar y a digitalizar todo contenido visual (fotografías y videos de alta calidad). Corbis posee más de 100 millones de imágenes en la actualidad y como es de suponer es propietaria de los derechos de reproducción de todo este contenido visual. La colección incluye creaciones tanto contemporáneas como  fotografía histórica  o la propiedad sobre obras de arte. En un futuro no muy lejano Corbis controlará un gran parte de nuestra cultura visual, y esto, como se pude deducir no es algo bueno. Son muchas las empresas que al igual que Corbis se dedican a registrar bienes culturales,  Sony BMG, Warner, EMI, Disney son algunas de las más conocidas. Es inaceptable que un empresa pueda llegar a controlar nuestra cultura, incluso cobrarnos por algo que debería ser dominio público.  Se está permitiendo que unas pocas multimillonarias controlen nuestro patrimonio cultural, convirtiendo algo que tendría que ser de acceso universal y libre para cualquier persona en algo privado y que les deriva grandes beneficios económicos.  Para las empresas, una imagen, un sonido o un texto es únicamente un activo con el que comercializar, por esa razón su máxima preocupación será explotarlos hasta la saciedad  y controlar los beneficios que se obtengan.  En ningún caso las empresas se preocuparan de velar por la variedad cultural y que esta perdure en el tiempo. Aunque parezca que esto va en contra de los derechos humanos universales, y así lo es, todas estas empresas propietarias de nuestra cultura tienen herramientas legales en las que apoyarse, como por ejemplo el copyright que es reconocido en todo el mundo. Que contrariedad, el copyright algo que se nos está vendiendo como la manera de salvar nuestra cultura y de que los artistas sigan creando obras de arte (música, cine, literatura, escultura…) es en realidad un medio muy lucrativo para que las grandes empresas controlen el mercado y decidan por nosotros lo que tenemos que ver y oír. Tristemente así es y seguirá siendo como no se cambie el sistema imperante en la actualidad que regula los derechos sobre la propiedad intelectual.

Lectura recomendada  Hacia el fin del copyright

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: